“Sexo abstrato”

Abstrakt Sex

Me despierto en la mañana y dando tumbos voy en busca de ella. No se si podré verla, no se si estara donde busco. Son mis mayores deseos el poder disfrutar de su cara, su cuerpo y su sensualidad. Es un Angel de el cielo que me ha quitado el sueño y a su vez me mantiene en el. Un sueño abstracto lleno de belleza y erótismo, lleno de amor natural y pasión.

Si, ella estaba allí donde pensé. Tan linda y sencilla, llena de amor por mí. Su cara delata sus deseos carnales. Yo tampoco puedo esconder los deseos de penetrarla. Ella no puede controlar los deseos que emanan de su corazón y se despoja de su bata de casa, mostrando sus enormes y redondos pechos. Se los aprieta y los humedece con su boca y su lengua. Sus pezones crecen y se endurecen. Ella los aprieta y tira de ellos sin recato.

Yo siento como crece y se endurece mi pene. Ella sin perder tiempo se despoja de sus bragas e introduce uno de sus dedos en su vagina ardiente y viscosa. En nuestras mentes solo existe el erotismo y los deseos de disfrutar libremente de el sexo.

Mientras más miro, más la amo. Ella toma un consolador y sentada en una silla comienza ha masturbase con este hasta el fondo. Con su otra mano masajea suavemente su sobresaltado clítoris. Su boca se abre y se cierra de pasión y calentura. No se siente comoda y se acuesta en su cama. Sus piernas se abren y se lavantan mostrando todos sus encantos.

Yo me quedo embelesado al ver esa cosa tan grande, rellena y afeitada. Ella continua masturbandose con su mano y el consolador. Su ritmo se incrementa y su cuerpo comienza ha moverse desesperadamente. De pronto veo como todo se detiene. Con un movimiento entre suave y fuerte echa hacia atras su cabeza y cierra sus piernas sin sacar ni su mano ni el consoladosr de sus genitales. Su cuerpo se tambalea de un lado al otro de placer.

Yo sin percatarme de la situación siento como toda la zona de mis genitales esta completamente enbarrada de una sustancia caliente y viscosa. Ambos nos miramos y sonreimos. Somos felíces a pesar de que nuestros sueños superan el deseo de este sexo abstracto. Nos besamos sin tocar nuestros labios. Nos abrazamos sin tocar nuestros cuerpos. Yo la amo y ella me ama. Nada ni nadie nos separa.

Has click aqui para leer el relato “Uhmmm. Sexo oral, pero….?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: